Make your own free website on Tripod.com

I CHUAN TAO ARGENTINA


                                                               

Al tener que escribir sobre mi práctica me encuentro más que nunca con esto de que las palabras limitan y me parece un imposible comunicarlo. Pero si algo estoy conociendo es que los límites son flexibles y que lo imposible es casi imaginario. Fueron y siguen siendo muchas las veces en que mi cabeza dice no poder soportar un minuto más de Zhan Zhuang y sentir que el límite del dolor físico no podía ser superado, y sin embargo ahí estaba, parada, burlando mi certeza.

Para mí el I Chuan Tao es un desafío personal en muchos aspectos, sobre todo en el deseducar mi supuesto saber sobre mi carácter y mi cuerpo. El "Conócete a ti mismo" se me presenta en cada clase como un compañero más, sin saber bien cómo, sólo se que se va dando por vías que no me son las habituales muchas veces creo el estar practicando y de pronto sé que no es así; otras creo haber logrado un movimiento, una postura y de pronto sentirlo diferente y darme cuenta que no hay logros definitivos, que la meta cambia, se corre y no se hacia donde.

Me acerque a la práctica por razones de salud corporal y en verdad me siento mucho mejor. En algunas oportunidades me ha pasado de estar físicamente muy cansada, son esos días en que la voluntad me lleva a clase de la mano y termino agradeciéndome, porque en definitiva es un trabajo tan personal que es uno mismo el que se felicita o se critica.

Siempre me decían: "Sí querés saber lo que es I Chuan Tao, practicalo", y es así, hoy yo repito lo mismo cuando me miran con cara rara cuando cuento lo que practico.

Adriana Saldaña

(Practicante de I Chuan Tao)