Make your own free website on Tripod.com

I CHUAN TAO ARGENTINA


                                                                            

     

Me dieron la tarea de escribir sobre el I Chuan y aquí estoy empezando por donde sea, mi experiencia es poca pero estoy logrando cambios en mi persona que son muchos y no siempre se ven: por ejemplo el desarrollo de la voluntad ya que se logra mediante el Chan Chuan, desde ahí a todos los órdenes de la vida, por que para mí no es solamente un ejercicio físico y mental sino una filosofía de vida. En estos días tuve un problema que me trajo desilusión y dolor sin embargo a pesar de ello enjuagué las lágrimas y trate de estar calmada luego en la clase me sentía muy sensibilizada (es algo que me sucede cuando empiezo a practicar, si algo me duele sea mental o físico, más lo siento y he llegado hasta a sentir angustia y a llorar ) y mientras estaba haciendo Chan Chuan trabajé para no bajar los brazos porque si lo hacía sería bajarlos en la vida y eso es lo que hacía mantener la estructura y si se bajaban los brazos los volvía a subir una y otra vez, y cuando finalizo la práctica ya estaba mejor y desde ese momento sentí que el problema ya era una vieja herida, pero además debo decir que para mi otra cosa importante es que me siento contenida en la familia del I Chuan, el estar con los que como yo, practican y de una manera u otra con sus distintas actitudes tienen experiencias similares y excusas parecidas con las que luchar y el compartir la práctica, tareas o un té; eso me hace sentir bien.

    En otro momento de mi vida ese problema me hubiera deprimido o enfermado porque suelo somatizar, esto no ocurrió porque la práctica me ha fortalecido y eso no significa que los problemas no me afecten pero tengo otra disposición de ánimo, he tenido una vida dura por distintas causas y ahora me siento felíz porque tengo herramientas para la vida por que sé que puedo, que tengo decisión, que si me lo propongo sorteo las dificultades. Y que no importa el cómo. 

    Otra experiencia la tuve cuando me operaron en abril de este año, recuerdo que a pesar del dolor me sentía de buen humor y cuando me dieron el alta, una semana después, bajé la escalera, salí a la calle, tomé un colectivo y fui al lugar de mi práctica y practiqué; porque yo sentía que eso era lo que me iba a recuperar más rápido que quedarme en casa.

    Se que tengo mucho que practicar para estar mejor, y crecer en mi práctica porque tengo muchas dificultades, pero se que debo seguir este camino, sé que lentamente gota a gota lograré partir la piedra, éste es mi camino en el I Chuan.

Gladys Rolón

( Practicante de I Chuan Tao )