Make your own free website on Tripod.com

I CHUAN TAO ARGENTINA


                                                                                   

ACTITUD

 Un Valor Fundamental

Actitud. En esto se concentra en el presente, mi desarrollo-aprendizaje en el camino de I Chuan Tao. A través de la práctica del ejercicio denominado Zhan Zhuong, donde se permanece estático y en constante intento de concentración, se logran beneficios físicos actuando directamente sobre músculos, tendones, sistema respiratorio y circulatorio, oxigenando y revitalizando la totalidad del cuerpo; además de un menor desgaste de energía. Las características de esta práctica nos provoca un inevitable encuentro con nuestro ser. Esta es la peor pesadilla en nuestra sociedad, ya que no podemos escapar de nosotros mismos. Si nos castigan nuestros pensamientos, no podemos correr a prender la televisión para vivir vidas ajenas, donde los problemas son de otros, o evadirnos por medio de la radio, el teléfono, revistas o cualquiera de las alternativas que nos proporciona nuestro medio de vida actual para evadirnos de nosotros, de la realidad y de los verdaderos valores. En el Zhan Zhuong nos encontramos solos, pero con toda la inmensidad de nuestro ser, y el embate es terrible. El solo hecho de pensar que se acabaría con hacer uso de nuestra "libertad de elección". De bajar los brazos y decir: yo esto no lo puedo hacer, terminaría con ese choque. Pero no, si buscamos en nuestro interior a través de esta práctica, terminamos reconociendo que aquel no puedo, escondía en forma de excusa un no quiero, y ello no significa no quiero practicar sino, con mis peores problemas, mis más evidentes excusas sobre las cuales fundé casi toda mi vida (quizás toda), porque al reconocerlas tendría que reformularme todo lo que pretendo, vendo o quiero ser, y aceptar mi esencia con lo bueno y, especialmente lo malo.

    Esta es la especie de "tortura" que esquivamos, convenciéndonos (mintiéndonos) que al correr lo más rápido posible los dejamos atrás: pero interiormente sabemos que están y cada segundo que pasa sin resolverse, son más pesados y generan nuevos problemas por resolver. Esto es sólo un resumen del conflicto que trae a la mente el Zhan Zhuong; con la práctica nos damos cuenta que esa "tortura" no es tal. Lo que crea el poder de estos problemas es la falta de acción sobre los mismos, al verlos y solamente dejar que sean generan dolor. Pero al verlos y accionar, sólo el intento de modificarlos, nos proporciona fuerza y les quita poder, aunque el intento sea en principio fallido, porque ya actuamos, nos "movimos", dimos el primer paso hacia la libertad de acción, pero para eso primero hay que ver. Así es que el Zhan Zhuong al no permitirnos escapar de nosotros mismos por propia elección, nos da claridad, y al observar, ya no se puede escapar de las propias acciones por generar un reconocimiento constante y presente de nuestro ser. Esta práctica provoca la responsabilidad en la vida diaria, que cada una de las acciones llevadas a cabo generan y cada uno es responsable de lo que provoque, se haga cargo o no. La capacidad de ver que nos permite la práctica del Zhan Zhuong, no da opción de acción irresponsable, así es que se puede tener en cuenta que no existen las excusas, que todo es actitud, y ya no se tendrá otro camino: se lo reconoce o se sigue evadiendo la vida por los innumerables medios que nos ponen al alcance día a día, pero con la diferencia de que ya no se peca de ciego, sino de cegador por el hecho de haber visto y no transmitirlo. 

Actitud hacia el esfuerzo a lo difícil de alcanzar una meta de práctica, de vida, de existencia, no por el mérito de alcanzarla (no es lo importante), sino por el esfuerzo puesto en el intento. Quizás se puedan entender estas palabras con la cabeza, pero realmente sólo las comprendería con la práctica.

José María Arias (Tati)

Nota extraída de la revista Ortodoxia Marcial correspondiente al ejemplar N°3 del 9/10/1995